¿Cómo comprar una casa sin dinero?

CÓMO ARMAR UNA OFRENDA DE DÍA DE MUERTOS EN ÉPOCA DE COVID, SIN GASTAR DE MÁS.
28 octubre, 2020
Show all

¿Cómo comprar una casa sin dinero?

La idea de tener una casa o departamento propio nos llega desde jóvenes; el imaginar el momento en el que nos entregarán las llaves de ese lugar soñado, nos hace poner la piel chinita, pero en la mayoría de ocasiones no trazamos un plan para hacer que este sueño se vuelva realidad.

Con el paso de los años llega el momento de independizarnos y pensamos que ha llegado el momento de comprar casa. ¿Pero cómo?, los gastos diarios, las deudas y los costos de enganche suelen ser las primeras barreras que se interponen entre nosotros y nuestra meta de estrenar departamento. Pero si crees que nos hay nada más que hacer estás muy equivocado, aquí te enseñaremos cómo lograr estrenar casa sin dinero.

Comprar una casa sin tener el dinero sí es posible, siempre y cuando te informes bien sobre todas las opciones de financiamiento con las que cuentas, hagas una planeación con anticipación y sepas administrar bien tu economía. Te decimos cómo puedes comprar una casa sin dinero para ayudarte a cumplir tu sueño de hacerte de tu propiedad sin que esto suponga poner en riesgo tu estabilidad económica.

Formas de obtener el financiamiento Créditos hipotecarios de instituciones bancaria

Debes saber que existe una gran variedad de opciones de créditos hipotecarios que ofrecen diferentes instituciones bancarias, y que los requisitos y beneficios de cada uno varía, lo cual te permite elegir el que más te sea conveniente según tu propósito y necesidades.

Los créditos hipotecarios bancarios, a diferencia de los organismos gubernamentales, pueden ofrecer mayor porcentaje de monto a prestar, lo cual significa que la cantidad que tendrías que ahorrar para el enganche sería menor.

Si bien, un crédito hipotecario te ayudará al otorgarte un gran porcentaje del precio del inmueble, debes saber que no existen créditos que den el 100 por ciento del préstamo, por lo que de igual manera deberás ahorrar para juntar la cantidad del porcentaje sobrante que corresponda como enganche.

Sin embargo, existen opciones que te otorgan hasta el 90% del precio del inmueble, lo cual disminuye en gran medida la cantidad de dinero a ahorrar. Aunque los requisitos pueden variar de un crédito a otro debes saber que, considerando que te comprometes a devolver el préstamo en un plazo determinado, lo que la mayoría solicita para poder otorgar un crédito hipotecario es contar con un buen historial crediticio, por lo que si aún no lo tienes deberás empezar a construirlo a través de alguna tarjeta de crédito o de alguna tienda departamental que ofrezca pocas condiciones y que por lo tanto no ponga en riesgo tu economía.

Lo importante es que seas muy puntual con tus pagos para que puedas formar una buena reputación en tu Buró de Crédito y así contar con el derecho a solicitar un crédito hipotecario bancario.

Crédito de Infonavit

El Instituto de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es una institución financiera que, con el fin de ayudar y dar solución a la necesidad de vivienda, otorga créditos hipotecarios o créditos relacionados a la vivienda a todos los trabajadores que se encuentren afiliados a ésta para apoyarlos con la compra de su casa.

Si eres un trabajador que cuenta con prestaciones laborales y estás incorporado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), formas parte de manera automática de los derechohabientes del Infonavit, es decir, que cuentas con el derecho de acceder a uno de sus créditos hipotecarios.

Uno de los puntos más importantes de los créditos del Infonavit que debes saber, es que una vez estando afiliado a la institución dispones de una cuenta individual donde se registra tu Sistema de Ahorro para el Retiro, ésta se divide en cuatro subcuentas entre las que se encuentra la Subcuenta de Viviendas, la cual será la que te permita acceder a un crédito hipotecario.

Esta subcuenta se genera a partir de las aportaciones de la empresa donde trabajas, siendo éstas el 5 por ciento de tu salario de manera bimestral. La ventaja de un crédito del Infonavit, a diferencia de los créditos bancarios, es que aquí no será un requisito el contar con un historial crediticio, sino que simplemente deberás estar afiliado al IMSS y cumplir con la precalificación mínima que solicitan para demostrar que tienes la capacidad de solventar este crédito.

Para esto se tomará en cuenta tu edad, tu salario, el ahorro con el que cuentas en tu Subcuenta de Vivienda y los bimestres cotizados de manera continua en el Infonavit. Todo esto se representará a través de lo que se conoce como los “puntos Infonavit”.

En caso de que te encuentres afiliado al Infonavit, pero no te interese solicitar un crédito hipotecario de esta institución y prefieras pedir el financiamiento para tu casa a un banco, el Infonavit también puede ayudarte a través de la Subcuenta de Vivienda.

Éste cuenta con la modalidad llamada Cofinavit, la cual te permite sacar el saldo de tu subcuenta y combinarlo con algún crédito hipotecario bancario. Esto quiere decir que, si una institución bancaria te otorga el 90 por ciento de financiamiento para la compra de tu casa, el 10 por ciento que te corresponde pagar como enganche podrías cubrirlo con tu crédito Infonavit.

Crédito Fovissste

Este crédito es para aquellas personas que trabajan en una entidad gubernamental. Todo aquel servidor público que esté incorporado al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) es beneficiario de este crédito.

Al igual que el Infonavit los afiliados al ISSSTE obtienen automáticamente tres subcuentas que buscan ayudar al trabajador para el retiro, el ahorro y para la vivienda, siendo esta última la que comprende el otorgamiento de créditos hipotecarios. El monto que otorga el FOVISSSTE varía según la situación de cada derechohabiente considerando su economía, antigüedad y modalidad de crédito solicitado, entre otras. Sin embargo, tampoco cubre el 100 por ciento de los gastos de comprar una casa.

Para poder obtener un crédito hipotecario a través del FOVISSSTE es importante que seas un trabajador del Estado activo, que tengas 18 meses o más de aportaciones en tu Subcuenta de Vivienda, no tener ningún proceso de pensión temporal o definitiva.

Una vez cumpliendo estos requisitos tendrás que seleccionar una vivienda del catálogo y registrar la Clave Única de Vivienda, para poder continuar con el proceso de compra donde tendrás que cubrir gastos de avalúo y escrituración, entre otros.

Es importante que sepas que, al ser trabajador del Estado, tienes el derecho de que el FOVISSSTE te otorgue las medidas preventivas para protegerte de cualquier evento que pueda poner en riesgo tu bienestar y patrimonio.

Apoyo del gobierno

Si no eres derechohabiente del Infonavit o Fovissste y los créditos bancarios suponen una deuda por encima de tus capacidades de pago, aún tienes la posibilidad de adquirir tu propio hogar con otras opciones de financiamiento otorgadas por el gobierno.

La Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), tiene la finalidad de otorgar subsidio a trabajadores de menores ingresos para que les sea posible adquirir su casa. El subsidio que otorga la Conavi puede ser de hasta 85 mil 758 pesos aproximadamente.

Al ser un monto menor, la cantidad mensual a pagar también disminuye en gran medida a comparación de los pagos de un crédito bancario.

Cabe mencionar que, además de la Conavi, el titular de la Sociedad Hipotecaria Federal anunció que se está desarrollando un crédito del gobierno para que las personas que no se encuentran afiliadas al seguro social puedan contar también con la posibilidad de adquirir su vivienda.

Anotaciones

Si bien, es verdad que puedes conseguir mediante diferentes opciones un gran apoyo financiero para la compra de tu casa, en cualquier crédito deberás desembolsar una cantidad significativa de enganche, por lo cual lo mejor es que ahorres con tiempo para poder juntar la cifra necesaria.

Para esto lo recomendable es que ahorres mínimo un 20 por ciento de tus ingresos hasta juntar la cantidad del enganche que corresponda (mínimo un 10 por ciento del valor del inmueble), siempre y cuando, este ahorro no suponga un riesgo en tu estabilidad económica. Te recomendamos ahorrar más de la cantidad que necesites para el enganche para así poder cubrir todos los gastos adicionales que la compraventa de una casa conlleva. Administra y distribuye bien tus ingresos de tal manera que tengas lo suficiente para tus gastos básicos y tus gastos personales.

Considera que lo recomendable es contar con el 50 por ciento de tu sueldo para gastos básicos y el 30% para gastos personales, dejando así el 20 por ciento restante para tus ahorros.

Explora todas tus opciones La base para poder lograr la compra de tu casa sin contar con el capital suficiente es investigando todas las opciones con las que cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *